Fifth Avenue, New York 1897 - 1st Camera Pan - James H. White

Fifth Avenue, New York 1897 – 1st Camera Pan – James H. White

“El famoso patio de armas de la moda metropolitana. Mujeres exquisitamente vestidas, hombres de club, actrices, millonarios pasan por su paseo vespertino”.

Título: Fifth Avenue, New York

Director: James H. White

Fotografía: William Heise

País de origenEstados Unidos

Género: Documental

Duración: 1 minuto

Fecha de estreno: 1897

La película que vemos consta de dos planos. La primera es una bandeja a través de una multitud en su mayoría inmóvil parada en algunos escalones, posiblemente para tener una vista de un desfile u otro evento que tenga lugar en la calle propiamente dicha. La segunda toma es estática y no muestra los pasos, pero parece estar cerca. Aquí solo vemos multitudes de personas que pasan junto a la cámara en ambas direcciones.

Aparte de los estilos de ropa, esta podría ser una toma de la Quinta Avenida tomada hoy. La mayoría de las personas se ven acomodadas, caminan en grupos y parecen ser capaces de desplazarse cómodamente a las multitudes. Algunas personas se vuelven y miran fijamente a la cámara, pero la mayoría parece estar concentrada en llegar a donde van o en ver lo que sucede en la calle que no podemos ver. La impresión existente está bastante sobreexpuesta , pero no sé si eso es un daño después del hecho o un problema con el original.


James H. White (nacido en marzo de 1872 en Nueva Escocia, Canadá y fallecido en 1944 ) es un productor, director de fotografía, director y actor canadiense.

El cineasta canadiense-estadounidense James H. White fue uno de los pioneros del cine temprano, el hombre que filmó el famoso cortometraje El beso (1896). Nacido en la provincia marítima canadiense de Nueva Escocia en 1872, era un vendedor de gramófono de 22 años cuando comenzó a trabajar en una operación de kinetescopio en Boston en 1894. La sala de visualización de películas estaba dirigida por los hermanos Andrew M. y George. C. Holland, empresarios a los que Thomas A. Edison arrendó los derechos comerciales para explotar su invento. Aunque no es un verdadero proyector de películas, el kinetoscopio de Edison pasó una tira de película perforada encerrada en un gabinete sobre una fuente de luz, que fue vista por una sola persona a través de una pantalla de visualización por medio de un obturador. White y su compañero Charles Webster, empleado de Holland, recorrieron ciudades en los EE. UU. Con kinetoscopios, pero White volvió a vender gramófonos cuando la popularidad del kinetoscopio disminuyó a medida que su novedad desaparecía.

James H. White

Luego vino el Vitascope, un proyector de películas de 35 mm desarrollado por Thomas Armat y C. Francis Jenkins del que Edison compró los derechos en 1896. La exhibición de películas en un teatro era ahora una realidad. Mientras todavía era empleado de Holland Bros. ‘ Los socios de Kinetoscope Co., Norman Raff y Frank Gammon, White asumió un puesto en Edison y se convirtió en productor de películas para Vitascope, además de actuar como proyeccionista. Edison puso fin a su relación comercial con Raff y Gammon a finales de 1896, pero White permaneció con él como jefe del departamento de Kinetograph. Él y el camarógrafo William Heise produjeron las películas de Vitascope antes de emprender un viaje al extranjero con el camarógrafo W. Bleckyrden, un inglés, para filmar Oriente. Filmaron su viaje hacia el oeste a través de Estados Unidos, navegando a Hawai y luego a Japón y China.

Cuando White regresó a los Estados Unidos en mayo de 1898, estaba muy enfermo, lo que le impidió filmar la Guerra Hispanoamericana. Cuando se recuperó, volvió a hacer películas y viajó a Francia en 1900 para filmar la Exposición de París. En noviembre de ese año contrató a Edwin S. Porter para hacer películas de ficción, mientras que White hacía “actualidad” y noticiarios. Estaba en Buffalo, NY, en septiembre de 1901 filmando la Exposición Panamericana cuando el anarquista Leon Czolgosz le disparó al presidente William McKinley el 5 de septiembre. Después de hacer una realidad más en 1902, White se retiró del cine, aunque hizo un cortometraje en Inglaterra en 1910, A Yorkshire School (1910).

White se mudó a Londres en 1903 para supervisar los negocios de películas y fonógrafos de Edison. Después de convertirse en director general de National Phonograph Co. en 1904, la mayor parte de su tiempo se dedicó a la industria de la música.


William Heise (1847-1910) fue un director de fotografía y director de cine estadounidense nacido en Alemania, activo en la década de 1890 y acreditado por más de 175 cortometrajes mudos. Heise filmó una parodia de “We All Smoke” promocionando Admiral Cigarettes en 1897. 

Heise es mejor conocido por “dirigir” The Kiss , un cortometraje de 1896 que mostraba un beso entre May Irwin y John Rice . La dirección, en esta etapa temprana del cine, consistía principalmente en apuntar una cámara fija en una dirección y capturar cualquier acción que ocurriera dentro del encuadre. Junto con WKL Dickson , Heise fue uno de los cineastas más prolíficos de los nacientes días del cine. Trabajó con Dickson en muchos de los primeros cortos, capturando numerosas escenas de la vida cotidiana, así como diferentes aspectos del rendimiento y el deporte. Un ejemplo de la colaboración Heise-Dickson es The Dickson Experimental Sound Film . Se desempeñó como director de fotografía en 1894 Bucking Broncho y muchos otros.

William Heise fue un ingeniero que participó en el desarrollo del kinetoscopio para Thomas Edison, y trabajó con el inventor William K.L. Dickson en el desarrollo del dispositivo. Posteriormente se convirtió en camarógrafo, director y productor responsable de la creación de cientos de cortometrajes.

William Heise (izquierda) en el set de la película de Edison

En 1890, Heise trabajó como maquinista en el laboratorio de Edison en West Orange, Nueva Jersey, y fabricó el primer prototipo de un perforador de película. Aunque no es un verdadero proyector de películas, el cinetescopio de Edison pasó una tira de película perforada encerrada en un gabinete sobre una fuente de luz, que fue vista por un solo individuo a través de una pantalla de visualización por medio de un obturador en una configuración de “peep show”. (Aunque pronto fue superado por la nueva tecnología, el kinetoscopio se usaría para peep shows durante décadas, aunque al final, estrictamente como una novedad).

Bajo la dirección de Dickson, Heise operó la cámara de cinetografía para hacer películas de kinetoscopio desde el principio del proceso de realización de películas en 1890 y apareció en el cortometraje de 1892 A Hand Shake (1892), que algunos cineastas llaman el primer estadounidense “moderno”. imagen en movimiento. Se convirtió en camarógrafo en el famoso estudio Black Maria ubicado en el campus de Edison.

Dickson dejó Edison en 1895, y Heise se quedó, haciendo películas de kinetoscopio y más tarde películas para el vitascope, un proyector de películas de 35 mm desarrollado por Thomas Armat y C. Francis Jenkins del que Edison compró los derechos en 1896. Exposición de películas en un teatro ahora era una realidad. Heise fue el camarógrafo de uno de los cortometrajes más famosos de la primera década del cine, El beso (1896) con las estrellas de Broadway May Irwin y John C. Rice.

A mediados de 1896, se fabricó una cámara portátil que permitió a Heise y otros camarógrafos de Edison dejar el Black Maria y filmar “realidades” en locaciones de la ciudad de Nueva York y lugares como las Cataratas del Niágara. Heise trabajó a menudo con el director James H. White, otro pionero del cine tanto del kinetoscopio como del vitascopio. White se fue de viaje de filmación a Oriente en 1897-98 con otro camarógrafo; en su ausencia de 10 meses, Heise produjo, dirigió y filmó numerosas películas. Dejó Edison en octubre de 1898 y su carrera cinematográfica terminó, a excepción de un breve documental que hizo en 1903, Cock Fight, No. 2 (1903). Finalmente regresó a Edison, pero ya no estaba asociado con la realización de películas.


Thomas Alva Edison (Milan, Ohio; 11 de febrero de 1847-West Orange, Nueva Jersey; 18 de octubre de 1931) fue un inventorcientífico y empresario estadounidense.123​ Desarrolló muchos dispositivos que han tenido gran influencia en todo el mundo, como el fonógrafo, la cámara de cine o una duradera bombilla incandescente. Apodado «El mago de Menlo Park», Edison fue uno de los primeros inventores en aplicar los principios de la producción en cadena y el trabajo en equipo a gran escala al proceso de invención, motivos por los cuales se le reconoce la creación del primer laboratorio de investigación industrial.

​Edison fue un inventor prolífico que registró 1093 patentes a su nombre en Estados Unidos, además de otras en Reino Unido, Francia y Alemania. Pero más importante que sus muchas patentes fue el amplio impacto que tuvieron algunas de sus invenciones: la luz eléctrica y el suministro público de electricidad, la grabación de sonido y la cinematografía se convirtieron en nuevas y poderosas industrias en todo el mundo. Sus inventos contribuyeron en particular a las telecomunicaciones, como una máquina de voto, una batería para un automóvil eléctrico, la energía eléctrica, la grabación de música y las películas. Sus avanzados trabajos en estos campos no fueron más que una continuación de su primer trabajo como radiotelegrafista. Edison desarrolló un sistema de generación y distribución de energía eléctrica a las casas,5​ negocios y fábricas, un avance crucial para el mundo industrializado moderno.

Thomas Alva Edison junto al fonógrafo

​En 1869, Edison y Franklin Pope ofrecieron sus servicios como ingenieros electricistas, una especialidad desconocida por entonces. Pero Edison se retiró porque sentía que no ganaba suficiente.9​ En Nueva York, consiguió un empleo de condiciones muy ventajosas tras reparar una grave avería en un indicador telegráfico que señalaba los precios del oro en la bolsa de valores.

Trabajó en la compañía telegráfica Western Union como inventor y reparador, aunque poco después se independizó y en 1877 llevó a cabo uno de sus más importantes inventos, el fonógrafo.

En 1876, Edison se mudó de Newark a Menlo Park, Nueva Jersey, donde reunió un grupo de ayudantes y mecánicos y estableció una “fábrica de inventos”. En 1887, cuando dejó Menlo Park, contaba con una lista de casi cuatrocientas patentes.

Aunque se le atribuye la invención de la lámpara incandescente, esta en realidad solo fue perfeccionada por él, quien, tras muchos intentos consiguió un filamento que alcanzara la incandescencia sin fundirse. Este filamento no era de metal, sino de bambú carbonatado. El 21 de octubre de 1879 consiguió que su primera bombilla luciera durante 48 horas seguidas. En la víspera de Año Nuevo del mismo año, se hizo funcionar con éxito en Menlo Park el primer sistema de alumbrado, construido por Edison, constituido por cincuenta y tres focos.

En 1880 se asocia con J. P. Morgan para fundar la Edison Electric. Después J. P. Morgan adquiriría sus acciones para crear General Electric.

En el ámbito científico, descubrió el efecto Edison, patentado en 1883, que consistía en el paso de electricidad desde un filamento a una placa metálica dentro de un globo de lámpara incandescente. Aunque ni él ni los científicos de su época le dieron importancia, estableció los fundamentos de la Válvula termoiónica y de la electrónica, el denominado efecto Edison, fenómeno de vital importancia para la electrónica de los años 1950 y 1960.

En la década de 1880, la iluminación de arco en calles y espacios públicos eran un negocio en expansión en los Estados Unidos, Europa y algunas ciudades de América. La alimentación para estas luminarias era suministrada por medio de generadores de corriente continua (CC), provistos por la compañía de Edison, pero pronto tuvo que enfrentar la competencia con los sistemas de corriente alterna (CA). Con el desarrollo de los transformadores de la Westinghouse Electric se hizo posible transmitir corriente alterna a largas distancias a través de cables más delgados y más baratos, y reducir el voltaje en el destino para su distribución a los usuarios. Esto permitió que la corriente alterna se usara en las pequeñas empresas y los clientes domésticos ya que las plantas de corriente continua de Edison estaban diseñadas para suministrar energía a las grandes ciudades.

Edison sostuvo públicamente que la corriente alterna no daba buenos resultados y, sobre todo, que los altos voltajes que utilizaba eran peligrosos. Cuando George Westinghouse instaló sus primeros sistemas de corriente alterna en 1886, Edison lo atacó duramente: “Es tan cierto como la muerte que Westinghouse matará a un cliente dentro de los seis meses posteriores a la instalación de cualquier sistema, se trata de algo nuevo y requerirá una gran número de experimentos para que funcione de manera práctica”. Esta postura tan terminante ha sido explicada de varias maneras; es posible que Edison no fuese capaz de captar las bases teóricas de la corriente alterna, o bien que estuviera genuinamente preocupado por el alto voltaje de los sistemas de corriente alterna en uso, los cuales mal instalados, eran un riesgo para los clientes y una mala reputación para el desarrollo de la energía eléctrica. Además, su compañía, la Edison Electric se basaba en la corriente continua de bajo voltaje con más de cien instalaciones hasta el momento, por lo cual cambiar el estándar implicaba una gran pérdida. Sin embargo, en 1887 la Edison Electric estaba perdiendo participación de mercado frente a Westinghouse, que ya había construido 68 centrales eléctricas de CA frente a las 121 estaciones de corriente continua de Edison y, para empeorar las cosas, la Thomson-Houston Electric Company de LynnMassachusetts, añadía 22 centrales eléctricas de corriente alterna.

Al mismo tiempo, las líneas de corriente alterna montadas en postes provocaron una serie de muertes en la primavera de 1888; lo que provocó la preocupación del público y numerosas notas en la prensa en contra de la corriente alterna de alto voltaje y de las codiciosas e insensibles empresas que la usaban. Edison aprovechó esta situación y se unió al inventor Harold P. Brown en una campaña contra la CA. Esta campaña fue conocida como la guerra o batalla de las corrientes y consistió en polémicas públicas, artículos en los periódicos y una fuerte presión para que el Congreso aprobase una legislación que controlara, limitándolo, el voltaje de las instalaciones de CA. En una maniobra de propaganda, Edison y Brown intentaron mostrar que la corriente alterna era el sistema más adecuado para la recientemente inventada silla eléctrica logrando que la primera de ellas fuese alimentada por un generador de la Westinghouse. Al mismo tiempo realizaron algunas ejecuciones públicas de animales usando también la CA, si bien es falso el difundido relato de la ejecución de la elefanta Topsy, que tuvo lugar muchos años después.181920

Esta campaña anti CA, no cayó bien en sus propios accionistas, ya que a principios de 1890, la compañía de Edison obtenía ganancias mucho menores que sus competidoras. En 1892, la Guerra de las Corrientes llegó a su fin cuando Edison perdió el control de su empresa, la cual se fusionó con Thomson-Houston (una idea de J.P. Morgan) para crear la General Electric, que controlaba las tres cuartas partes del suministro eléctrico de los Estados Unidos y competía directamente con Westinghouse por el mercado de la corriente alterna.

 
Vicente Lacorzana

Por Vicente Lacorzana

Periodista, Publicista, Cineasta, Net-ciudadano, y Consciencia Eterna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.