Sallie Gardner at a Gallop 1878 The Horse in Motion

Sallie Gardner at a Gallop 1878 The Horse in Motion – Eadweard Muybridge

Experimento fotográfico de Eadweard Muybridge que se cuenta entre los antecedentes del cine. De apenas unos pocos segundos, se trata de una serie de fotografías de un caballo galopando, filmadas el 15 de junio de 1878 y proyectadas rápidamente en sets de 24 fotogramas por segundo en el zoopraxiscope. El objetivo del film fue comprobar si durante algún momento las cuatro patas del caballo a galope no tocaban el suelo; algo imposible de detectar con el ojo humano pero que ralentizando la acción se hacía más fácil de distinguir.

En 1872, una polémica enfrentaba a los aficionados a los caballos de California. Leland Stanford, exgobernador del Estado y poderoso presidente de la Central Pacific, y un grupo de amigos suyos sostenían que había un instante, durante el trote largo o el galope, en que el caballo no apoyaba ningún casco en el suelo.

Título: Sallie Gardner at a Gallop

DirectorEadweard Muybridge

Compañía productora: Palo Alto Stock Farm

País de origenEstados Unidos

Género: Documental

Duración: 1 minuto

Fecha de estreno: 1878


En esa época no se conocía una manera de demostrar quién tenía razón, hasta que Leland Stanford ideó un sencillo experimento: este consistía en un método que fotografiaba al caballo en las diferentes etapas de su galope y que proporcionaría una vista completa de todo el trayecto recorrido, para lo cual Stanford encargó a Eadweard Muybridge que tratara de captar con su cámara el movimiento de su caballo de carreras Occident.

Este empieza con varios intentos fallidos a falta de negativos de buena calidad. Sin embargo, acaba encontrando una forma de demostrar a Stanford que este tenía razón y que efectivamente, los caballos no siempre tocaban el suelo con sus cascos.​ Instala unas doce cámaras en fila que disparan cuando pasa el caballo, calculando una velocidad de 35 km/h. Sin embargo, el experimento queda incompleto por falta de velocidad de obturación. Unos años más tarde, decide volver a intentarlo atando una cuerda al otro lado de la pista con el obturador. De esa forma, las cámaras disparan a una velocidad más rápida y consiguen así darle una respuesta a Leland Stanford.

Eadweard Muybridge, seudónimo de Edward James Muggeridge (Kingston upon Thames, 9 de abril de 1830 – ibídem, 8 de mayo de 1904) fue un fotógrafo e investigador británico. Sus experimentos sobre la cronofotografía sirvieron de base para el posterior invento del cinematógrafo.

El efecto que se consigue se basa en la llamada persistencia retiniana: cuando el ojo humano percibe una serie de imágenes similares y con cambios continuos que se suceden con la suficiente velocidad —diez o más imágenes por segundo—, el cerebro las interpreta como un movimiento real, y se genera la impresión de un movimiento continuo. Ahora bien, si las imágenes no estuvieran separadas unas de otras, se verían borrosas.

Sallie Gardner at a Gallop 1878 The Horse in Motion

Muybridge pensó que se podrían mejorar los resultados proyectando las imágenes sobre una pantalla e inventó un aparato que utilizaba la luz para proyectar imágenes secuenciales mediante el uso de un disco de cristal, invento al que bautizó con el nombre de zoopraxiscopio. En el primer proyector las imágenes se pintaron en el cristal como siluetas. Una segunda serie de discos, realizados entre 1892 y 1894, usaba dibujos perfilados impresos en los discos fotográficamente y coloreados a mano. Algunas de las imágenes animadas eran muy complejas, e incluían múltiples combinaciones de secuencias de movimientos de animales y humanos.

Debido a sus éxitos científicos, Muybridge se dedicó a registrar los movimientos de los seres humanos y de los animales del zoológico de Filadelfia. Las fotos resultantes se publicaron con ayuda de la Universidad de Filadelfia en 1887 en el libro Animal Locomotion (Locomoción animal), que sigue siendo la obra de referencia básica sobre el movimiento humano y animal. Escribió también The Attitudes of Animals in Motion (Las posturas de los animales en movimiento, 1881) cuyas imágenes, sumadas a las de Animal Locomotion, dan un total de 100.000 planchas fotográficas. Algunos de sus últimos trabajos se publicaron con los títulos Animals in Motion (Animales en movimiento) y The Human Figure in Motion (La figura humana en movimiento, 1901). Las imágenes de los 71 discos de su zoopraxiscopio que han sobrevivido se han reproducido en el libro Eadweard Muybridge: The Kingston Museum Bequest (The Projection Box).


El zoopraxiscopio es un artefacto que fue creado en el 1879 por Eadweard Muybridge que permitió el desarrollo de los inicios del cine y la proyección de películas cinematográficas, siendo anterior al cinematógrafo. Es un primitivo proyector de cine que utilizaba una fuerte luz para proyectar imágenes secuenciales de un disco de cristal, así creando una ilusión óptica de movimiento. Reproducía las imágenes y parecía que el caballo estaba en movimiento, parecía una película. Los discos contenía varias imágenes, la mayoría con silueta negra y algunos pequeños detalles.

Gracias a este invento pudo aplicar su estudio del movimiento con varios animales y personas en acción. Este invento revolucionario permitió un gran avance en el estudio de los animales ya que permitía estudiar cualquier forma en movimiento. Se afirma que el zoopraxiscopio es uno de los pioneros más importantes del cine ya que se dice que Thomas Edison se inspiró de él para inventar el Kinetoscopio.


La cronofotografía es una antigua técnica fotográfica de la época victoriana que captura e imprime el movimiento en varios fotogramas. Estas impresiones pueden organizarse posteriormente como animaciones en celuloide, o en capas en un solo fotograma. Para ello, utiliza una serie de diferentes cámaras, originalmente creadas y usadas para el estudio científico del movimiento, pero que la hace ser considerada como predecesora de la cinematografía y de la película en movimiento. Se define como «un conjunto de fotografías de un objeto en movimiento, tomadas con el objetivo de recoger y exhibir las sucesivas fases del movimiento». El término cronofotografía fue invento del científico francés Étienne-Jules Marey para describir las fotografías del movimiento de las cuales se podían tomar medidas y el movimiento podía ser estudiado.

Ya en la década de 1860, algunos fotógrafos estaban haciendo «imágenes en movimiento» tomando fotografías de un sujeto en una serie de posturas simulando fases de un movimiento y después, utilizando determinados dispositivos, las mostraban una detrás de otra en una rápida sucesión. Esta técnica fotográfica stop-motion fue muy importante porque el material fotográfico disponible en la época no era lo suficiente sensible como para permitir las numerosas y muy rápidas exposiciones que eran necesarias para fotografiar sujetos en movimiento. Las mejoras en la sensibilidad de las emulsiones fotográficas permitieron que la cronofotografía se convirtiera en una realidad.

Vicente Lacorzana

Por Vicente Lacorzana

Periodista, Publicista, Cineasta, Net-ciudadano, y Consciencia Eterna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.